Recientemente, he estado recorriendo diversas paginas Web, blogs y otro tipo de fuentes donde he conseguido unas maravillosas fotos realizadas por unos fotógrafos franceses, donde la magia del photoshop permite que la fantasía de unos cuantos (entre esos yo) se materialice, lograr basarte apasionadamente contigo mismo. Desde que observe esas imágenes, las he colocado en mi avatar de Messenger, debido a lo cual he recibido algunas opiniones que van desde: que definitivamente termine declarándome como gay, pasando por las personas que ratifican que estoy loco (bueno eso si lo admito) hasta las amigas que me obligan a cambiarla para lograr hablar conmigo.
A partir de esas fotos, he dejado volar mi imaginación y he terminado haciéndome la pregunta que titula este post y que me lleva a pensar en si seria interesante o no. Permitirme conocerme, deslizar mis manos por mi cuerpo y darme placer, claro esto aplicado en otro individuo totalmente igual a mí.
Muchos pensaran que estoy desquiciado o que simplemente tengo tendencias homosexuales, pero simplemente estoy escribiendo sobre algo en lo que todas las personas están inmiscuidas, que no es mas, que el sentimiento narcisista de mirarte al espejo para conocerte. Bueno, yo lo estoy llevando más allá, materializando a ese ser del espejo para conocerlo a fondo, carnal y espiritualmente.
¿Si uds. tuvieran la oportunidad de hacer el amor con su otro yo, lo harían?