Ayer en la tarde, aproveche de salir a dar unas vueltas por Caracas, acompañado de mi madre y hermanita, bajo el pretexto de que iríamos a ver la exposición de Spencer Tunick en el Museo de Arte Contemporáneo y ver como quedaron las fotos de la instalación del año pasado y observarlas detenidamente con el fin de conseguirme en alguna. Pero como es típico en esas salidas familiares, terminamos recorriendo el ateneo de Caracas y sus alrededores, olvidándonos de nuestro destino inicial.
Esta zona caraqueña no ha cambiado casi nada, aun se conservan los artesanos que de costumbre se colocan cerca de la plaza de los museos, la gente que se dirige al teatro teresa Carreño, el cual ese día, estaba muy frecuentado porque se estaba presentando el maestro Gustavo Dudamel.
Aproveche de darme un paseo por el Museo de Ciencias, y mostrárselo mas detenidamente a mi hermanita, vimos la exposición de los fósiles, los insectos y los animales de la jungla. Como dato interesante escuche una charla sobre como preparaban los animales que están expuestos allí.
El proceso esta basado en la taxidermia, que es una técnica mediante la cual se elabora un molde de yeso o madera del animal, por ejemplo una jirafa, y luego a esa especie de estatua se le cose la piel original y ojos de fibra de vidrio, lo que le da un toque de realismo al elemento exhibido.
Al salir de allí, me quede observando detenidamente a todos los panas que estaban en la plaza practicando malabarismo, y por un momento sentí la necesidad de pertenecer a su grupo, porque se veían tan relajados, practicando algo que disfrutan de verdad y que a mi parecer es magnifico como ejercicio mental.
Al culminar este recorrido cultural, pase por la taquilla del Teresa, y me entere que próximamente estará la opera de la Boheme, con Gustavo Dudamel dirigiendo y entre los cantante Cayito Aponte. Creo que iré…..