Luego de tomarme unos días para irme en un viaje pre-navideño, regreso al mundo bloguero para contar un poco mis experiencias que tuve al visitar la isla de Gran Canaria.

Estuve 5 días en la isla española, y a pesar de que fue poco tiempo, pude visitar los lugares mas importantes; entre ellos el sur con unas hermosas playas, aunque un poco frías, sus resorts que ofrecen una imponente vista para disfrutar de un nostálgico atardecer, el casco histórico con una imponente catedral, calles estrechas, y cafés para degustar todo tipo de comida internacional junto a un buen vino tinto, y la zona de las Palmas limitada por la playa de las Canteras, perfecta para aquellas personas que gozan de trotar a la orilla de la playa o simplemente acostarse a tomar el sol.

El ambiente en general es bastante relajado, y la gente tiene esa vocación de servicio y ayudar a los turistas, como debe ser en todo sitio donde el turismo sea una de las principales fuentes de ingreso. El clima, en las palmas , es un poco frío con temperaturas que oscilan entre los 15 y 20 grados, y más hacia el sur el sol y las temperaturas son un poco más altas para así crear las condiciones necesarias para un buen baño en la playa.
Alrededor de las Palmas, hay también algunos centros comerciales como el del Muelle, que cuenta con una variedad de tiendas de renombre, y esta ubicado cerca de la plaza de Santa Catalina, y Plaza España, una de las mas vistosas de la zona.

Otro punto a destacar es la cercanía de la isla con el resto de las Islas Canarias, lo que permite que si se cuenta con tiempo y un poco de dinero, se pueda visitar por mar o por aire a Tenerife y Lanzarote, que son junto a Gran Canaria las más interesantes de las 7 islas que conforman el conjunto.

Sin duda alguna, Gran Canaria ofrece opciones para todos los gustos y exigencias, por lo cual si deciden visitar en algún momento esos lugares españoles, no quedaran desilusionados.