Dirección: Joe Wright.
País: Reino Unido.
Año: 2007.
Duración: 130 min.
Interpretación: Keira Knightley (Cecilia Tallis), James McAvoy (Robbie Turner), Saoirse Ronan (Briony Tallis con 13 años), Romola Garai (Briony Tallis con 18 años), Vanessa Redgrave (Briony Tallis anciana), Brenda Blethyn (Grace Turner), Juno Temple (Lola), Patrick Kennedy (Leon Tallis), Benedict Cumberbatch (Paul Marshall).

Este largometraje, basado en la novela de Ian McEwan, esta ambientada en la Inglaterra de la década de los 30 amenazada por la II Guerra Mundial. Una familia adinerada y acomodada, Los Tallis, viven perfectamente en su lujosa casa, donde convergen la vida de los personajes. Briony es una joven escritora con bastante imaginación, quien es testigo de los amoríos entre su hermana Cecilia y el hijo de la ama de llaves, Robbie.

Durante una noche, Briony sin querer observa a la pareja de amantes, en una situación comprometedora, lo que la lleva a acusar a Robbie de un crimen que no cometió y así cambiar para siempre el rumbo de las vidas de los personajes, y desatar un final bastante inesperado.

Expiación, Deseo Y Pecado, como fue titulada la película en los cines venezolanos, lleva al espectador a adentrarse en la vida de los personajes y descubrir, como un error o un simple mal entendido puede llevar a la desgracia a cualquier persona y, como el amor o un sentimiento entre dos personas puede perdurar en el tiempo a pesar de lo que pase. Las actuaciones de Keira Knightley y James McAvoy son muy buenas, destacando la vida propia de la gente de la década de los 30.
Por esos detalles, y otros como vestuario, fotografía y guión fue triunfadora en los Globos de Oro y promete dar de que hablar en la 80ma edición de los Oscar que será presentada mañana.