Dirección: Andrew Stanton.
País: USA.
Año: 2008.
Duración: 98 min.
Género: Animación, comedia, ciencia-ficción.
Doblaje original: Ben Burtt (WALL•E/M-O), Elissa Knight (EVA), Jeff Garlin (Capitán), Fred Willard (BnL CEO/Shelby Forthright), John Ratzenberger (John), Kathy Najimy (Mary), Sigourney Weaver (Computadora).

¿Qué ocurriría si la humanidad debiera abandonar la Tierra y alguien se olvidara de apagar el último robot? Tras setecientos solitarios años haciendo aquello para lo que fue construido, esto es, limpiar el planeta, WALL•E descubre una nueva misión en su vida (además de recolectar cosas inservibles) cuando se encuentra con un lustroso robot explorador llamado EVA.

Los creadores de Pixar se anotaron unos puntos con este nuevo largometraje, donde en una trama bastante atractiva y flexible combinan temas como el amor, la dependencia por la tecnología a la que han llegado algunas personas y una alerta por los altos niveles de contaminación, los cuales en un caso hipotético nos harían huir al espacio exterior, mientras una manada de robots se encargan de limpiar el planeta.

Wall E durante la película le demuestra al espectador que el amor es capaz de triunfar sobre todas las cosas, no importando si se es una maquina recolectora de basura, un robot interestelar o cualquier otro ser. A través del contacto entre los personajes, surgen sentimientos y cosas nuevas, además logra enseñarle a algunas personas que la tecnología poco a poco los ha sumido en un estado autómata donde no le presta atención a los individuos que tiene a su lado, es decir, los ayuda a recuperar ese contacto corporal que muchos han perdido.

Sin duda, es una película para toda la familia con un bonito mensaje.