Me pregunto si te has dado cuenta de lo maravilloso que puede resultar para unos ojos juguetones y traviesos, el observar todos esos detalles que posee tu cuerpo….

Una mirada que brilla fulgurante como las estrellas que noche tras noche iluminan junto a la luna tus sueños

Una boca con unos labios carnosos y pronunciados, que susurran palabras a la misma velocidad del viento de una salvaje tormenta

Unas curvas que danzan como las olas que revientan salvajemente sobre la suave arena de la costa

Unos pequeños senos que se elevan majestuosos por encima del horizonte de tu vientre, como el sol de cada uno de los amaneceres de mis días

Y una piel caoba deseosa de caricias como la tierra que espera las gotas de lluvia para hacer crecer las más hermosas flores.


Solo pude compararte con los escenarios mas majestuosos que nos pude brindar la naturaleza, porque sin duda, eres una parte hermosa de ella…