23 junio, 2009

...Cría fama y acuéstate a dormir...

En estos días he aprendido a través de golpes y malentendidos con algunas personas, que definitivamente la frase que hoy titula este escrito, es realmente acertada y verdadera, y además que aquella Primera Impresión sobre la que escribí hace casi dos años aún sigue vigente.
No importa como trates de hacer cambiar el rumbo de las cosas, no vale de nada que hables sinceramente con aquellas personas a las que de algún modo u otro ya quieres dejar de mentirle, porque siempre verán o se dejarán llevar por aquellas situaciones del pasado que gracias a tu “fama” creaste.
Lo más terrible del asunto, y es lo que me lleva a escribir estas letras, es que ya estoy cansado de que vean en mí cosas que no son, que simplemente generalicen, que no observen que soy capaz de cambiar y que al final de cuentas quiero hacer las cosas bien y hacerle bien a las personas que están a mi alrededor, por supuesto, en algunas ocasiones soy hombre y como el animal irracional que a veces todos somos, me dejo llevar por mis instintos y actitud impulsiva que a veces alguna situación me obliga a sacar, pero ya en general quiero hacer, como dicen algunos, "el bien sin mirar a quien".
Solo puedo decir, que “cargaré con esa fama a cuestas” y que la misma me ha hecho perder a lo largo del camino que han sido mis casi 25 años, muchas cosas buenas que simplemente no quería que terminaran en el desastre, ironía e hipocresía en lo que hoy se han convertido.
Por ahora, seguiré durmiendo y que mi fama acompañe a aquellos que están cerca de mí…
Este post fue: