¿Qué se puede lograr en una vida? Creo que esa pregunta habría que hacérsela a Michael Jackson, quien falleció hoy a los 50 años de edad, luego de dejar tras de sí, un legado de escándalos de abuso infantil, un cambio de “Black a White” por distintas razones de salud, 750 millones de discos vendidos con Thriller, considerado como el mejor disco en la historia de la industria musical, distintos cambios faciales a raíz de sus múltiples cirugías plásticas, un ejercito de fanáticos que en este momento deben estar llorando a su ídolo, en fin, se convirtió en el “Rey del Pop”.

Inició su carrera a los 5 años, junto a su familia en aquel grupo llamado “Los Jackson 5” donde también estaba su hermana Janet, y el cual sirvió para crearle una escuela en cuanto a la industria del espectáculo se refiere. Luego de ese inicio, los allegados y conocedores de su vida, dicen que no paro hasta llegar a todas esas cosas que nombre anteriormente como su legado.

Hoy, el día de su muerte, ya han comenzado a circular caricaturas mofándose de su problema con las acusaciones de abusos sexuales a niños, fotos donde muestran sus etapas de cambio de color, aquel chiste que tendré que admitir que me hizo reír, “en el cielo están corriendo a esconder al niño Jesús”, imágenes de sus últimos momentos en la ambulancia que lo socorrió en su hogar y por ultimo, sus videos, como los que coloco en este post, los cuales me parecen impresionantes desde todo punto de vista hasta para una persona que no es muy fanática del “Rey del Pop” como yo.

Al inicio tenemos, "Heal the World en el History Tour", este concierto cuando lo vi por primera vez hizo que salieran lágrimas, tal vez por la emotividad de la letra de la canción y al final la entrada de todos esos niños y jóvenes de todas las razas, convirtiéndolo en un video bastante emocionante desde cierto punto de vista.

Y debajo de estas letras (pensaba colocarlo pero por razones de Youtube no pude), esta "Black or White", uno de los vídeo mas interesantes, a mi parecer de Michael, primero porque incluyó a Macaulay Culkin en el papel de ese niño por el que todo hemos pasado, al momento de que nos mandan a bajar el volumen de nuestros instrumentos musicales. Luego de allí, la trama de este cortometraje musical, nos lleva a una serie de imágenes y pasos de baile impresionante, para luego culminar con una oda a la tecnología convirtiendo a una pantera en Michael Jackson, que pasa a darnos una especie de demostración de lo que podía hacer con sus ejecuciones de pasos de baile.

Solo puedo decir, que descanse en paz Michael…