Tenían mucho tiempo sin verse y tocarse, por lo que cuando al fin lograron encontrarse de nuevo, decidieron entregarse a la pasión que habían acumulado con el tiempo y las ganas que tenían de sentirse.

Ella estaba cansada del viaje, y como él lo sabía, le propuso que se dieran un baño relajante debajo de la ducha para dejar a un lado el calor y jugar un poco debajo del agua.

De una manera bastante provocativa y como lo quería hacer desde hace tiempo, la metió en la ducha vestida y la comenzo a besar mientras abría la regadera, para sentir como el agua caía y le mojaba el cabello. Poco a poco la despojó de sus ropas para dejar al descubierto sus pequeños pero redondos senos, su vientre plano y aquellas piernas bastante torneadas.

Mientras el agua la recorría y las gotas se deslizaban por sus pechos,y caían directo a su ombligo para juguetear con él y luego llegar a lo más profundo de su intimidad, la tomo por sus caderas para besarla alrededor de toda su piel, la colocó debajo de la regadera y lentamente mientras le susurraba el oído la hizo suya....