Resulta sorprendente como en 2 días, en un corto fin de semana, el curso de dos vidas puede combinarse para crear una relación.

Te vi cara a cara por primera vez, me resultaste mas simpática de lo que esperaba a pesar de que te molestaste por un pequeño malentendido, nos abrazamos y nos besamos largamente.

Te mostré mi ciudad, traté de enseñarte el nombre de las calles y avenidas, a pesar de que tu memoria no te ayudó mucho.

Cociné para ambos, comidas sencillas pero que al final cumplían con la meta de alimentarnos, vimos películas a pesar de que te quedaste dormida, soñamos juntos, y relativamente vivimos como uno solo por 2 días.

Si, esos dos días cambiaron muchas cosas para mi, y para ti?

Imagen: Flickr