Al estar con ella me siento tan liviano como una pluma, mis problemas se esfuman, mis pensamientos se tranquilizan y al tomar sus manos, podría asegurar, que vuelo por el aire.

Su presencia me lleva por caminos de paz, de armonía, tranquilidad y de libertad plena. Con ella puedo ser yo, sentir que nadie me puede detener y que cualquier cosa se puede lograr.

Sin duda, quiero mantenerme a su lado para que sea el viento que me empuje a lograr lo inalcanzable, me atrape y me levante cuando estoy cayendo y mantenga siempre altivo.

Con ella puedo ser uno solo para enfrentar lo que la vida me depara, ¿será que así se siente el amor?