El día que descubrí tu mirada
de tus ojos quedé encantada
y pensé que podría ser amada
al darme cuenta estaba ruborizada

Caminamos tomados de la mano
ondeando nuestras ilusiones
a la puesta del sol seguimos andando
mientras reímos a borbotones

Luego de reír nos echamos a ver estrellas
fugaces, brillantes, eternas y bellas
comenzamos a juguetear, y pregunté, ¿cómo se llama aquella?
es bonita como nuestra hija, se llama....N