Desde que tengo uso de razón, la cultura pop está asediada por distintos iconos que sin querer se tatúan en la mente de una generación tras otra.

Conocidos por todos (o casi todos) son los personajes de carne y hueso como Marilyn Monroe, la rubia exótica que le cantó el Happy Birthday a John F. Kennedy; una escena de fotografía, ese beso entre el marinero y la chica en el Time Square; las notas de una canción al estilo de Los Beatles o simplemente héroes y anti héroes sacados de los dibujos de historietas.

En el caso de los comics existen dos personajes harto famosos entre grandes y chicos. Batman, también llamado "El caballero de la noche" y Superman, "El Hombre de Acero", tienen 73 años deleitando a los lectores con sus super poderes, sus miedos, sus victorias, sus fracasos y sus regresos después de pensar que han muerto. 

Estos dos dibujos creados por la DC Comics, en mi opinión, son el yin y el yan de cómo se puede luchar en contra del mal en la sociedad, uno está movido por la convicción, la rebeldía, el odio y la venganza, mientras que el otro ¡ni siquiera es humano!. Por eso, es que me ha surgido la duda que titula este post, ¿de enfrentar a estos dos, quién ganaría?

Batman es un ser humano que está en constante sufrimiento por la muerte de sus padres, este sentimiento de rencor hacia las alimañas de la sociedad lo lleva a luchar contra el crimen, a invertir cada centavo de su gran fortuna a comprar "juguetitos" que le permitan ser casi invencible y además cuenta con su fiel amigo Alfred, que siempre le da una mano en cualquier momento.

Por su parte Superman es un extraterrestre huérfano con cara de nerd, vive en un entorno del campo, eterno enamorado de una colega de trabajo y  solo es afectado por la kriptonita, un extraño mineral de otro planeta que es capaz de matarlo.

Por estas razones, y luego de distintas elucubraciones, pensamientos y preguntas a algunas personas, he llegado a la conclusión que "El caballero de la noche" sería el ganador de darse una batalla épica. 
Batman, sin duda alguna, ha conocido en carne propia las derrotas, ha sufrido heridas que lo han llevado a resurgir cada vez más fuerte y está movido por el odio, un sentimiento que sin duda es, incluso, más fuerte o igual al amor.

Superman jamás conocerá lo que es derramar una gota de sangre, siempre seguirá siendo igual de fuerte, lo que se convierte en su principal debilidad, porque como dicen: "hay que caer para aprender a levantarse". Además creo que en el momento de la verdad, de estar en peligro su gran amor, el "Hombre de acero" se inclinará a protegerla colocando así por encima sus intereses antes que el bien común.

Espero que algún día pueda disfrutar de este duelo, aunque creo que jamás se concretará porque eso significaría el fin de uno de los personajes más adorados en Estados Unidos sino en el resto del mundo.