Dominique Strauss-Kahn (62 años), exdirector general del Fondo Monetario Internacional, pasó a formar parte este mes de mayo de 2011 al grupo de políticos que engrosan la lista de personalidades acusadas por supuestas agresiones sexuales.

El político francés de origen judío fue detenido en Nueva York luego de haber sido denunciado por una mucama, que presuntamente fue obligada por Strauss-Kahn a realizar actos sexuales. A partir de allí, se desató una verdadera batalla legal en las cortes, recordándome un poco el caso del juicio a O. J. Simpson, que derivó finalmente en que el pasado jueves se le diera casa por cárcel, el pago de una fianza de un millón de dólares, la colocación de un dispositivo de rastreo electrónico y la acusación bajo siete cargos que podrían acarrearle una pena de más de 70 años.

Pero quién es este personaje que está encabezando las primeras planas de la prensa mundial, para algunos solo es reconocible porque era el hombre fuerte del FMI, otros lo conocían porque era el principal candidato a competir por la carrera presidencial en Francia durante 2012; esta última razón ha sido considerada por 57% de los franceses para pensar que su situación actual obedece a un complot para desprestigiarlo. Sin embargo detrás de esta carrera política hay una serie de datos interesantes para conocer el carácter de este hombre y por qué está donde está.

Para comenzar a describir a Dominique Strauss-Kahn tomaré sus propias palabras de una entrevista que concedió para el diario francés "Libération" y que es reproducida en parte por el "New York Times". Al ser preguntado sobre cuáles pensaba que podían ser las amenazas para su carrera presidencial, Strauss-Kahn respondió: "Dinero, Mujeres y mi condición de judío... Sí me gustan las mujeres, y qué?.

El dinero mueve montañas, no la fe

Strauss-Kahn no completó una carrera universitaria. No por esta razón logró granjearse una carrera política y sobre todo prominente en el mundo económico, basado en su personalidad fuerte y sus contactos.

Fue participe del gabinete del expresidente francés François Mitterrand para posteriormente llegar a las filas del FMI en una época en la que se necesitaba un nuevo aire y hombres con bríos para tomar decisiones precisas.

Gracias a esto el exdirector del FMI tuvo un papel importante en su carrera al ser uno de los principales ejecutores dentro del organismo para negociar con Europa la cantidad de un trillón de dólares y así salvarla de la crisis económica.
Strauss-Kahn fue pilar fundamental para la ayuda que se le prestó a Alemania y Grecia, señalando que era necesario liberar esa gran cantidad de dinero para evitar que el crecimiento económico de ambas naciones se fuera a pique.

Por otra parte su salario no era estrafalario, de acuerdo al informe anual de 2010 del FMI, su director ganaba 442 mil dólares más $79.120 para gastos.
A pesar de esto ha logrado ser una persona acaudalada gracias a la unión con su pareja, la periodista francesa-américana Anne Sinclair, quien heredó una buena suma de dinero de su padre que tenía negocios de exclusividad con Matisse y Picasso.
Ambos tienen una casa de cinco habitaciones en Washington valorada en 5 millones de dólares que fue comprada en efectivo, un penthouse de 2 millones y un chalet para vacacionar en Marruecos de unos 700 mil.

Así pues, Strauss-Kahn no carece de un buen colchón económico, y es bien sabido que cuando altas sumas de dinero se involucran en la vida de una persona; la envidia, la venganza y el ansia de poder están a la orden del día.
Las mujeres, la debilidad de todo hombre

En una oportunidad Steven C. Clemons, director del Programa de Estrategia Américana de la Fundación Nueva América, señaló que la discusión principal en las altas esferas del FMI era que "se pueden perdonar las faltas morales de Strauss-Kahn, porque a cambio se obtienen dividendos para la organización gracias a su títanica personalidad".

Por esta razón es que algunos periodistas señalan que alrededor del exdirector del FMI existen ciertos misterios que nunca antes se habían dado en el organismo de la economía mundial.

Y es que Strauss-Kahn ha estado en el pasado ya acusado de agresiones sexuales en contra de distintas mujeres.En 2007, la periodista Tristane Banon lo acusó de intento de violación durante una entrevista en 2002. También la parlamentaria socialista francesa Aurélie Filipetti denunció una conducta inapropiada y aseguró que "no volvería a quedarse en un cuarto a solas con el director del FMI".

Finalmente, ha sido acusado en Nueva York bajo cargos de agresión sexual en contra de una mucama y muchas preguntas han surgido que dejan saltar serias dudas acerca de su comportamiento moral y de cómo se manejara la opinión pública francesa respecto al caso.

¿Qué futuro le espera a Dominique Strauss-Kahn?

De acuerdo a muchos analistas, este será el fin de la carrera de poder del francés.
Probablemente no pueda recuperar la confianza de muchos para intentar lanzarse como candidato presidencial en las elecciones francesas de 2012 y mucho menos vuelva a un cargo de poder mundial como el que tenía en el sector económico.

Hasta ahora solo queda esperar porque la justicia estadounidense decida en base a las pruebas, aunque con los antecedentes que ya han sido explicados, no cabe la menor duda que el juez no será benevolente sobre todo, cuando fue tan difícil que se le otorgará el beneficio de la fianza a un hombre que hasta hace poco tuvo el mundo a sus pies.


Fuente: The New York Times