A veces cuando pienso en nosotros creo que sufría de daltonismo acromático; enfermedad que solo permite ver en blanco y negro; y es que hace mucho tiempo me dedicaba a ser de mente cerrada: o era blanco o era negro.

De este error pecan muchas personas de mente obtusa que se niegan a darle cabida a otras posibilidades, a pensar de manera diferente o simplemente a ver la vida a través de un prisma.

Después de haber pasado por algunas situaciones, creo que durante nuestro paso por la tierra debemos aceptar todas las oportunidades y caminos que se nos abran, no dedicarnos a sufrir de daltonismo acromático diciendo solo "sí o no". Para ser felices hay que ser capaces de incorporar en nuestro vocabulario un: tal vez, puede ser, déjame pensarlo, hoy no mañana sí; esa es la clave para sobrevivir a situaciones complicadas.

Gracias a mi experiencia puedo decir que hoy en día ya me he puesto mis lentes de nerd, para ser capaz de ver todo desde otro punto de vista, abriendo nuevos senderos e inexplorados que probablemente me traigan alegrías y al final un gran premio que perdí y que, "tal vez", pueda recuperar.