Al despertar en la mañana
Luego de saber que no estás
Y tal vez no te vuelva a encontrar
Extraño tu aroma a piel de mujer
Naciendo de tu cuerpo intenso

Del latir de nuestros corazones
En pleno gozo de un renacer
Que se niega a morir
Entre dos personas que no se dejan de querer

Sin motivos, sin razones, sin pensar,
En lo que ocurra o pueda suceder
Cuando te busque entre las calles
Debajo de las piedras, en mi casa
Y te encuentre, te toque
Para que sientas la algarabía
Que me produce el volverte a ver
Como la primera vez, como tantas veces
Cuando te tomé de la mano
Para decirte que te amo,
A ti , mujer...
undefined: undefined »