3/12/2011

...Querido Niño Jesús: 2011...

Como siempre, y año tras año, desde que tengo uso de razón te escribo nuevamente, Niño Jesús, para pedirte ciertos favores en esta época decembrina que inició la semana pasada.

Primeramente debería darte un pequeño paseo por todo lo que ocurrió en el año que está por morir, pero creo que no es necesario porque si es verdad lo que dicen tú ya debes saberlo todo y sino, lee algunos de los post que he publicado esta temporada para enterarte de las vicisitudes por las que he pasado.

Debo agradecerte por ciertas cosas que has logrado mantener en su cauce, no de la manera como yo esperaba pero aún así están presentes allí para conservar la esperanza sobre un destino que tal vez se concrete de una vez por todas el año que viene.

Ya entrando en materia de las peticiones y tratando de resumirlas un poco - porque la lista es larga -, comenzaré pidiendo por estabilidad laboral para el año que viene. En ese tema poco a poco todo se ha estabilizado, realmente amo lo que hago como profesional y espero seguirlo haciendo por bastante tiempo en un futuro.

Por otra parte debo pedir por la salud de la gente que me rodea, sé que este año ha estado un poco difícil para elegir a quién "necesito" a mi lado, pero sabes que hay una persona en especial a la que quiero que tomes en cuenta para cuidarla y concederle sus deseos.

En cuanto a lo demás, creo que solo yo podré encargarme de dármelo y satisfacerme ciertas necesidades... por eso creo que solo resta decirte que ¡Feliz navidad para todos! y que venga un mejor año. 

PD: La espera es larga...