Creo que Donnie Darko, sin tener la más mínima idea, descubrió la causa de los dos accidentes de los vuelos de Malaysia Airlines tan ampliamente conocidos por muchos ahora. 

Todo queda explicado al recordar los agujeros de gusano, esos túneles para viajar en el tiempo que a Donnie le causaron tanto insomnio y una muerte trágica. Estos "come materia" parecen auroras boreales, unas fuentes de luz que conectan cada acto que se hace en la vida con otro que ocurrirá en el futuro, es decir, una nueva idea de teoría del caos. 

No es casualidad que el MH360 (vuelo del Malaysia Airlines) desapareciera de la faz de la tierra el 8 de marzo de 2014 sin dejar rastro, ni una prueba de su caída al Océano Índico para confirmar la muerte de unas 250 personas. 

Ese día Estados Unidos y Tailandia estaban en ensayos militares, según el libro Flight MH370 - the Mystery", escrito por el periodista y escritor angloestadounidense Nigel Cawthorne, quien explica que por error el MH360 fue derribado y posteriormente, sus restos ocultos. 

Lo que no dice el escritor es que EE.UU. estaba probando una nueva arma, que posibilita abrir portales y trasladar cualquier objeto hacia el futuro, para posteriormente usarlo a conveniencia. Eso fue lo que ocurrió, el piloto hizo una llamada de emergencia al ver que una especie de portal se abria, una aurora boreal que en un segundo se tragó todo el aparato para sumirlo en el limbo. 

El MH360 estuvo vagando por casi cuatro meses como un barco fantasma, sus 250 pasajeros sin memoria solo trataban de avistar tierra y llegar a su destino, tratando de salir de ese tunel del tiempo que los llevaba inexorablemente a una muerte segura pero también al reencuentro con sus familiares. 

Finalmente tras cuatro meses de espera para lograr un mejor resultado, aprovechando la ocasión y el conflicto que se vive entre Ucrania y Rusia, Estados Unidos consiguió su oportunidad perfecta para comprobrar la funcionalidad de sus "agujeros de gusano". Un avión militar de Ucrania contando con una antena desconocida y fabricada en el Área 51, seguía a un vuelo de Malaysia Airlines que cruzaba por la zona de guerra ucraniana. 

El piloto del MH17 de la aerolínea malaya solo sintió una ligera turbulencia cuando se abrió frente a él una aurora boreal, en segundos, sin saber de dónde salió, el MH360 chocó contra su fuselaje y el resto es historia. Un nuevo accidente aéreo de una misma empresa de transporte causando esta vez, 298 muertes. 

El arma de Estados Unidos funcionaba a la medida. Dos aviones, dos accidentes, varias centenas de muertes y más leña al fuego para un conflicto que está caldeado en la frontera rusa con Ucrania. Una cosa sí es segura, familias se reencontraron en la muerte y muchos otros no supieron por qué fallecieron, solo sabemos que su deceso contribuyó a darle la razón a Donnie Darko y a la Abuela Muerte.