29 enero, 2018

Cookies


¿Recuerdas por que le decíamos galletas? 

Eran pequeñas, suaves y tenían un sabor particular, único en su estilo.

Reaccionaban al frío, a mi boca, a tu tacto, a veces despertaban como dos balas cuando tu temperatura corporal subía.

A pesar de ser pequeñas, tú también podías comerlas. 

Galletas con chispas de chocolate, dulces, saladas, atractivas, el postre que siempre quise. 
Este post fue: