¿Hola bro, cómo estás? Asumo que bien allá donde vives, ya han pasado tres años desde que aquel día decidiste mudarte de aquí de la tierra y pasar a otro plano, y aunque suene extraño al leerlo, para dejarme un poco fuera de lugar en una universidad que me parecía muy grande.

Primero podría comentarte que al fin siento que estoy culminando mi etapa universitaria, luego de ciertos traspiés estoy en noveno semestre, realizando mis pasantías y hasta la labor social para ya estar listo en décimo semestre para recibir mi título como comunicador social, mención impresos.

En la universidad todo está bien, ya definitivamente perdí contacto con la gente de la universidad, aunque con eso de Twitter me comunico con algunas de nuestras amigas, “Delfi” está aprendiendo a jugar tenis y Anak creo que trabaja en algo de diseño con su hermana, y a Jose lo vi hace poco y aunque no lo creas está gordo.

He cambiado de grupo, tengo nuevos amigos y uno en especial que trabaja conmigo, él ya se está graduando pero tenemos muchas cosas en común, es bastante “sabiondo” y nos la llevamos bien, creo que después de ti es el mejor amigo que me ha dado la universidad.

Ya que te hablé de trabajo, llevo casi un año en uno nuevo, una página web donde trabajo como reportero, monto noticias, realizo entrevista, creo que más bien soy un “todo en uno”. Al principio me gustaba allí, pero ya le he perdido el gusto y estoy en busca de algo mejor. Sabes que todo son etapas, y creo que esta ya la quemé.

En la parte sentimental no sé qué decirte, a veces estoy bien y otras veces mal a pesar de que a ella la quiero bastante y hasta pienso que me gustaría que llevara en su vientre a “Elpidito”, así se llamará nuestro hijo (es broma, no creas eso), pero en ciertas ocasiones sus pensamiento fluyen hacia lugares que son desconocidos y totalmente incomprensibles para mí, pero sin duda siento que aún puedo estar con ella en lugares utópicos. No la conoces, pero un día de estos te iremos a visitar.

Mientras tanto los días pasan y te sigo recordando, tal vez nos veamos más temprano que tarde y sé que nos volveremos a ver, hasta que eso suceda sólo puedo decirte que descanses en paz y que hablaremos en otra oportunidad.

Un abrazo.