07 agosto, 2013

...Destrucción...


Quiero destruir todo. ¿Una pistola? No. Mucho ruido. Mucha sangre. Mucha violencia. ¿Un bate? Sí. La mejor opción. Fuerza. Agresividad. Locura. El bate en mis manos. La pantalla de la tv. Estallido. Vidrios por doquier. Un florero. Lo destrocé. Lo hice añicos. La madera zumba en el aire. Un espejo. Una mesa. Un portarretrato. Las fotos en el suelo. Sigo golpeando. La imagino. Imagino que la golpeo. Directo a las costillas. Grita. Gime. Llora. La golpeo. Cae en el piso. Estoy sobre ella. Le parto la cara. El bate zumba. Continúo. No me puedo detener. Su sangre es mi sangre. Me salpica. Ya no tiene rostro. Sigo golpeando. Su cráneo está roto. Sus ojos se apagaron. Sus facciones son una masa. Piel. Huesos. Cabellos. Lo logré. El bate se detiene. Sí. Lo destruí todo.
Este post fue: