En los días recientes Cadivi se ha encargado de ir filtrando ciertas restricciones para el año 2008, las dos mas sobresalientes y preocupantes: la anulación de las tarjetas de crédito pre-pagadas para su uso en el exterior y la reducción del cupo de dólares electrónicos, porque al parecer están siendo usados para hacer compras de artículos que no son de primera necesidad.

Esta serie de medidas tuvieron como precedentes las listas que fueron publicadas de personas, citadas para dar memoria y cuenta de los gastos que realizaron en el exterior con las tarjetas de crédito, dejando así demostrado que el seguimiento y el control de alguna manera iba a ser estricto.

La situación con las tarjetas pre-pagadas se avecinaba, porque realmente el descaro de algunas personas para comprar y vender los cupos era impresionante, y gente de todos los niveles le sacaba tarjetas a los familiares para llevarlos al exterior a viajar y sacar los dólares, situación que se descontroló y llevo a que la SUDEBAN tomara esta decisión para así aplicar un mayor filtro y evitar el “vandalismo” con las tarjetas.
Por otro lado, el asunto de los dólares electrónicos si creo que es una medida un poco fuerte y fuera de lugar, ya que la mayoría de la gente los usa para comprar algunas cosas que son imposibles de comprar acá por su alto precio, además de que si las personas cumplen con la normativa para la solicitud de los dólares, el gobierno no debería tratar de controlar lo que compramos con ellos.

En resumen, mientras siguen apareciendo maletas por algunos países de Latinoamérica llenas de dólares en efectivo, acá la gente tiene que adaptarse a nuevas medidas y estar en los bancos viendo que medidas adoptar para lo del cambio de tarjeta y ese tipo de cosas. Y a pesar de que he comentado con algunos amigos a los cuales parece no importarles, porque no compran a través de internet, y algunos ni siquiera tienen cuentas bancarias, creo que son detalles a los cuales hay que prestarle atención para vislumbrar hacia donde nos lleva esta administración.

Este tipo de situaciones solo dejan, a mi parecer, una mayor evidencia de eso que algunos piensan, que se esta tratando de cubanizar al país.