Debo decir que llevo casi dos años conociendo a la persona más especial que pudo haber pasado por mi vida, sin duda, una en un millón.

Ella es la musa que inspira mis escritos de amor, esa que con una sonrisa o una "morisqueta" consigue borrar la amargura de un desaire y la que logra revitalizar mi alma, mente y cuerpo después de un duro fin de semana de trabajo.

Pero no quiero hablar de mi, sino que espero que tengas la dicha, el tiempo y la vida necesaria para cumplir muchos años más, disfrutando de lo que te regala el mundo y las oportunidades que poco a poco se irán abriendo para ti, y que yo también logre conseguir todo eso necesario para disfrutar de lo maravilloso que puede ser una vida a tu lado.

Por ahora sólo puedo desearte lo mejor, que cada día todo sea hermoso en tu vida, lleno de alegría y felicidad, y que si caes o algo malo sucede lo aproveches para mejorar, aprender y volver a levantarte, porque recuerda, ni la alegría total ni los éxitos nos llevan a lograr nuestros objetivos, sino también los malos momentos nos llevan a obtener cosas buenas.

Sé que todo lo que te has planteado lo conseguirás, no sé si ahora, mañana o pasado, pero estoy seguro que todo se cumplirá para ti si sigues por la senda que vienes transitando, ya no eres la misma de hace un año, y por ende debes seguir adelante sin mirar atrás, sin atarte ni a tu familia, allegados o a mi, porque primero es lo primero, y es que te sientas bien para lograr lo que quieras y así, sólo así, tendrás todo lo que ansías y cada una de tus metas.

Simplemente, Feliz cumpleaños para ti, y espero que seas hoy, mañana y siempre, ¡Muy feliz y que tu sonrisa se mantenga indeleble!