Edmundo Chirinos, reconocido psiquiatra de trayectoria publica, es acusado por el asesinato de Roxana Vargas. Ibeyise Pacheco tuvo la oportunidad de entrevistar en numerosas ocasiones a los implicados y relacionados con el caso, y en especial al doctor Chirinos. Con la acuciosidad de la periodista incisiva que es Ibeyise, el juicio sera el escenario de partida de este profundo trabajo de investigación que construye y da cuenta de la personalidad enigmática de Chirinos, la truculencia del caso, los testimonios dramáticos de las victimas, los archivos de la fiscalía, y en grado mayor los encuentros con el doctor en los que la periodista interroga, deja hablar, persuade, y en ese forcejeo se revela la retorcida y decadente brillantez del doctor. Ibeyise no elude las escenas mas crudas, deja que lo explicito se muestre y mientras, como telón de fondo, un acercamiento al carácter nacional, quizá dislocado, quebrado psíquicamente. El estilo de Ibeyise es preciso, apunta al dato, no deja cabos sueltos y resuelve en la sentencia el suspenso de reportaje que deviene relato. Chirinos ha sido condenado a veinte años de prisión.

El caso de Roxana Vargas, asesinada por el siquiatra Edmundo Chirinos conmocionó a la opinión publica en general; por una parte llamaba poderosamente la atención la información que se pudo recopilar a través del blog de la chica y por el otro, que una persona como Chirinos haya llegado tan lejos tanto en su carrera profesional como en la política teniendo una vida paralela bastante truculenta.

De eso precisamente se encarga la periodista Ibeyise Pacheco en este libro, develar la verdadera personalidad de un individuo con un "Yo" crecido, una mentalidad desconocida y sin ningún tipo de escrúpulos para considerarse demasiado importante; si conocen al famoso doctor Hannibal Lecter sabrán con qué encontrarse en las páginas de "Sangre en el diván".

Al abordar el caso de la estudiante Roxana Vargas, la escritora ejecuta un trabajo de investigación acucioso, lo que le permite al lector conocer no solo los pormenores previos y posteriores al caso, sino todo un cúmulo de datos para enterarse de lo sucedido. Transcripciones de conversaciones, entrevistas a inspectores de policía, a conocidos de Chirinos y los textos escritos por la chica, le dan una buena estructura al texto, llevándolo a ser un instrumento fundamental para profesores y estuidiantes de periodismo investigativo.

A nivel de material, es sin duda una perfecta fuente de información para saber de procedimientos judiciales en Venezuela, adentrarse en el mundo de la psicología, conocer de hechos históricos donde Chirinos al parecer participó y entender la vida de una chica un tanto perturbada por dos problemas que azotan a la sociedad joven: la anorexia y la bulimia.

Sin embargo, y esto lo hago a modo de sugerencia, creo que Pacheco pudo organizar el libro con una serie de anexos a modo explicativo, para sustentar ciertas teorías de psicología, tramites legales y procesos relacionados a investigación forense y temas que se abordan a lo largo de la trama, o sino colocar citas referenciales para que el lector busque la información que le interesa, porque el libro da para todo tipo de conocimiento.

De todas maneras es recomendable leer "Sangre en el diván", acumula en sus 154 páginas una serie de hechos que ayudan a conocer cómo un ser humano es capaz de tergiversar la verdad para engañar no solo a una, sino a una sociedad completa a cualquier costo, incluso destruyendo una vida al aprovecharse de sus debilidades.