Eres día de sol brillante
con un tráfico endemoniado
y su rutina hilarante

Eres noche de negro profundo
con sus estrellas distantes
en las que encuentro refugio

Eres día de techo azulado
con sus tormentas de voces
donde a veces estoy calmado



Eres noche de sueños perfectos
con nuestros amores fugaces
y cariños que parecen perpetuos

Eres mi día, eres mi noche
conjunto de emociones
que al buscarlas me resultan delirantes