Kimi Raikkonen, conocido como "El Hombre de Hielo" se coronó con el titulo de la temporada 2007 de la Formula 1.


Con esta corona de Raikkonen quedó demostrado que en las competencias deportivas de alto nivel nunca se puede declarar campeón a nadie, si no hasta el último momento. Lewis Hamilton, novato que ingresó este año a la máxima categoría del automovilismo y que llevaba 7 puntos de ventaja sobre sus rivales mas cercanos, cometió en el Circuito de Interlagos una serie de errores al inició de la carrera para así perder la posibilidad de ser el piloto mas joven en conseguir un titulo.

Esta temporada 2007 quedó marcada por una serie de eventos que le dieron emoción a la competencia, entre los cuales figuran el caso de espionaje de Mc Laren y Ferrari, la decisión de la FIA de eliminarle los puntos acumulados a la casa británica y la pelea interna de la casa de los "flecha de plata" que involucró a Ron Dennis, Lewis Hamilton y Fernando Alonso.

Este último caso, pudo haber sido también otro factor que afecto al novato, quien en lugar de recibir cooperación dentro de su equipo, se involucró en una competencia cuerpo a cuerpo con su co-equipero Alonso.

Como moraleja de esto, nos puede quedar que siempre es necesario "trabajar en equipo para conseguir unos objetivos en conjunto."